BALNEARIO DE PEÑAS BLANCAS O SANTA ELISA 


Propiedad de Doña Elisa Velarde Ramírez, también conocido como Gran Hotel de Santa Elisa, se encontraba en el valle del arroyo de las Navas del Molero, situado en la carretera N-422. Construido a mediados del siglo XIX, empezó siendo una construcción de planta rectangular, de dos pisos y sencilla decoración y fachada orientada hacia el Este. En la década de los años veinte del siglo XX se reformó con una nueva fachada orientada hacia el sur y con torreones en cada esquina, decorados con balaustradas, molduras y cerámica de color añil que enriquecieron al edificio.


Recibía aguas del manantial de la Fuente de San Rafael mediante un viaducto. Asociadas a este balneario también se encontraban las fuentes de La Lastra, La Lastrilla, Del Cura, Del Santo y de Los Angelitos. También contaba con una capilla independiente situada al norte del edificio principal. En la cara sur todavía se conservan una pareja de sillones "tu y yo" de piedra, un par de fuentes y sobrevive un cedro de lo que debieron ser los jardines.

Durante la guerra civil española sirvió de hospital de campaña y tras la misma entró en decadencia y abandono; comenzando su destrucción con numerosos expolios.

¡Crea tu página web gratis!