BALNEARIO DE FUENTE AGRIA 

En el año 1865, D. Elías Cervelló y Chinesta, fue encargado de la inspección facultativa de la construcción de los 20 kilómetros de la carretera de Córdoba a Almadén, comprendidos entre la Venta del Castillo (El Vacar) y el Despeñadero de Espiel. Fijó su residencia en Villaharta para estudiar el terreno. Durante su estancia observó la constante concurrencia de personas que acudían a beber aguas de las fuentes existentes por la zona que al parecer eran curativas para numerosas enfermedades.

En el año 1871 salió a subasta la dehesa Nueva de Espiel, donde se encontraban las fuentes. Elías Cervelló adquirió los terrenos y construyó el Establecimiento Balneario Fuente agria que abrió sus puertas al público en el año 1873. Estas instalaciones contaban con habitaciones, casa de baños, comedor, espacios de ocio, almacén de embotellado y kioscos en los que se custodiaban las fuentes de agua agria.

¡Crea tu página web gratis!