Vistas generales

El Balneario de Peñas Blancas se situaba en una loma del valle a los pies de las estribaciones montañosas de la sierra de Villaharta, una zona muy pintoresca, poblada de encinas, madroñeras y olivares. Sus paisajes eran atractivos y evocaban un espacio destinado a pastos de curvas sinuosas, con presencia de ganado que otorgaba el marco ideal que ofrece la naturaleza de forma "espontánea", con presencia de abundante vegetación y veneros que discurrían formando pequeños cauces en las depresiones de la sierra.

¡Crea tu página web gratis!